Noticias

Sarenet facilitará el acceso a Internet a los discapacitados físicos

8 Junio 2002 en EL CORREO


SARENET FACILITARA EL ACCESO A INTERNET A LOS DISCAPACITADOS FISICOS


Sarenet facilitará el acceso a Internet a los discapacitados físicos

La compañía de servicios informáticos patrocinará la conexión a la Red de un local de la asociación de minusválidos Bidaideak


EL CORREO/BILBAO

Leer un periódico, consultar el correo, participar en charlas, buscar información sobre un tema o comprar un libro es algo que cada vez hace más gente a través de Internet. Sólo en España, 9,4 millones de personas se asoman a diario a un universo en el que desenvolverse entraña cada vez menos esfuerzo, siempre y cuando no se padezca alguna discapacidad física. Cualquier internauta sabe que aquéllos con dificultades de visión, audición o motrices tampoco lo tienen fácil en Internet. Las barreras digitales también existen.

Salvar esos obstáculos es uno de los objetivos de la sociedad vasca de minusválidos Bidaideak. Esta asociación va a abrir en Bilbao (Avenida Lehendakari Agirre, 5) un local en el que sus asociados disfrutarán de acceso a la Red de alta velocidad, gracias a un acuerdo suscrito con Sarenet. La compañía del Grupo Correo Prensa Española, proveedora de servicios integrales para Internet, patrocinará la conexión a través de banda ancha de equipos que dispondrán de periféricos especiales -teclados y dispositivos que sustituyen al ratón- para personas con minusvalías. Esta acción se enmarca dentro de las actuaciones de Sarenet en favor de entidades de utilidad pública como Alcer, Cáritas y la Asociación de Lucha contra la Esclerosis Múltiple.

Leer sin ver

Javier Cuenca, invidente e internauta, afirma que la Red es cada vez más navegable para los discapacitados. «Excepto gráficos y animaciones, Internet es el medio ideal en cuanto a acceso a la información. En mi caso, leo la prensa a diario y me he acostumbrado a la estructura de varios periódicos». Cuenca no tiene problemas para leer en la pantalla. Puede hacerlo bien a través de una línea de braille adaptada al teclado, bien mediante un programa que lee los textos en voz alta.

«En mi caso -explica-, tengo un lector de voz llamado Jaws , que rastrea las páginas de arriba abajo y de izquierda a derecha. Si la página es sencilla, te acostumbras a ella rápidamente, aunque a veces es cierto que te encuentras casos muy extraños». Los diseñadores de webs tienen aquí un reto. «La clave es ofrecer al invidente una navegación similar a la que sigue el ojo cuando está delante de una pantalla», reconoce Javier Gómez, responsable del departamento de diseño de Sarenet. «Las páginas, excepto quizá la portada, deben tener la misma estructura para facilitar la orientación de invidente dentro del site de una forma rápida y sencilla».

Las personas con discapacidades auditivas o motrices han de hacer frente a sus propias barreras. En el caso de los sordos, el principal problema se refiere a la escucha de vídeos en línea, que podría subsanarse mediante la inserción de subtítulos, algo todavía muy raro en la Red. Quienes sufren problemas motrices hacen, en algunos casos, uso de Internet gracias a periféricos especiales, aunque, en otros -los más extremos, las parálisis-, la creación de dispositivos mediadores está en fase experimental.

Así, investigadores de la Universidad de Brown (EE UU) trabajan en el desarrollo de un sistema que interprete las órdenes del cerebro del paralítico que controlan el movimiento de las manos y haga que, gracias a ellas, se mueva el cursor de un ratón. El poder de la mente servirá, de esta manera, a los tetrapléjicos para manejar un ordenador y conectarse al mundo exterior.


  • Enviar por email
  • Imprimir
Volver