Noticias

Un corredor de fondo en Internet.

9 Marzo 2006 en EXPANSION DIRECTO


ROBERTO BEITIA CONSEJERO DELEGADO DE SARENET


Un corredor de fondo en Internet

La empresa vizcaína, una de las pioneras en el negocio del envío de correos en la historia de España, cierra hoy la serie de EXPANSIÓN dedicada a algunos de los personajes más relevantes del mundo tecnológico.


ANTONIO M.VELEZ. Madrid
"Si me lancé a la piscina en 1995, fue porque estaba convencido de que Internet iba a ser un éxito, y así ha sido". Habla Roberto Beitia (Bilbao, 1955), ingeniero in-
dustrial, consejero delegado y fundador, junto a otros dos socios, de la empresa de servicios de Internet para empresas Sarenet. Asegura que la suya es la única compañía pionera en el sector tecnológico español que ha mantenido hasta ahora el nombre y la actividad de sus inicios.

"Cuando empezamos, en 1995, eramos tres empresas. Y, de la docena aparecida ese año, salvo nosotros, ninguna está hoy; todas han sido adquiridas por otras
"compañías", explica Beitia, que atribuye ese logro a que Sarenct "ha conseguido mantener la coherencia en todos estos años, y no ha perdido en ningún momento
el foco de su actividad", dirigida exclusivamente a las empresas

Sarenet se dedica a proporcionar a las compañías servicios de conexión a Internet con valor añadido, además del acceso propiamente dicho: aplicaciones de seguridad, filtros para correo electrónico, redes virtuales, publicación web y copias en servidores remotos de la información crítica de las empresas. Este área aporta cerca del 75% de la facturación de la compañía, que ha iniciado su entrada en otros negocios, como el de la telefonía a través de Internet, y se dedica también a la provisión de contenidos, fundamentalmente, información bursátil para empresas y servicios de localización de noticias en medios de comunicación.


Grandes operadores
"Nuestro éxito es no haber entrado en la guerra de los clientes particulares, que es un segmento dominado por los grandes operadores, con los que nosotros no podemos competir", señala el consejero delegado de Sarenet. "No estamos aquí por ser los más listos, sino por viejos, como el diablo", bromea Beitia, que defien-
de la adopción de una estrategia conservadora ante los momentos de incertidumbre, en un negocio que debe convivir con constantes y repentinos cambios.


Cartera de dientes
Actualmente, la empresa, que emplea a 69 personas, cuenta con una cartera de clientes de unas 3.500 empresas, de las que una parte importante son pymes, aunque también presta servicio a grandes compañías e instituciones como Fagor, Nestlé, Metrovacesa, el Ministerio de Justicia o las filiales españolas de Wamer Bros y Subaru.

El 65% de sus dientes está en el País Vasco, el 10%, en Madrid y el resto, en otras áreas de España. Por las características de un negocio que requiere una constante atención al cliente, la compañía, que tiene su sede central en el Parque Tecnológico de Zamudio (Vizcaya), limita su presencia en el exterior a los acuerdos establecidos con proveedores foráneos, que permiten la conexión a Internet de sus clientes cuando están en el extranjero. Esa filosofía de proximidad es la que llevó a Sarenet a acometer, hace poco más de un año, un plan de expansión nacional que le llevó a reforzar su oficina de Madrid, abierta en 2004, ya que, hasta esa fecha, esta delegación sólo se dedicaba a dar soporte a las filiales de sus clientes del País Vasco en la capital En los seis meses posteriores a la apertura de esta oficina, la
empresa, que el próximo mes de mayo abrirá su primera delegación en Barcelona, cerró más de un centenar de contratos en la capital (entre ellos, los firmados con el Ministerio de Justicia o Metrovacesa), que supusieron una facturación cercana a los 600.000 euros.

La empresa, que hasta ahora se ha apoyado exclusivamente en el crecimiento orgánico (aunque no descarta futuras adquisiciones), con incrementos anuales de en torno al 10% en las ventas (12 millones de euros en 2005), destina un 3% de su cifra de negocio a I+D.

Más que por el desarrollo de una tecnología propia, Sarenet ha sabido "crear un rompecabezas a partir de lo que ya existía en Internet, siempre desde una filosofía de colaboración, basada en el uso de sistemas abiertos", en palabras de su consejero delegado. En su opinión, ese espíritu "es el que siempre ha imperado en lnternet, y el
que le ha hecho llegar hasta donde está ahora".

A ello se suma otro de los principios de la empresa: "Complementar con un trato personal esmerado, tanto en el soporte técnico como en la atención al cliente, la pura Tecnología". Ésta, continúa el consejero delegado de Sarenet, "aun siendo la base de nuestro negocio, es muy fría".

Beitia cita un momento especialmente crítico en los once años de existencia de Sarenet (el nombre procede del euskera sare, "red"): el estallido de la burbuja tecnológica, en la primavera de 2000. "Habíamos creado un departamento muy grande para encargarse del desarrollo de aplicaciones para la economía virtual, que parecía que iba a comerse a la economía real. Huelga decir que luego no fue asi". El consejero delegado de Sarenet califica ahora ese problema de sobredimensionamiento como "un pequeño traspié" que la empresa fue capaz de superar.


Madurez
Beitia pone en duda que la red de redes vuelva a sufrir una crisis de esas dimensiones. Eu su opinión. Internet "ya ha superado con éxito la infancia y la adolescencia; ahora está madurando, y aunque han aparecido cosas nuevas, como Google, y llegarán otras, ya no habrá convulsiones como aquélla".

Y, ¿cómo ve la red dentro de una década?: "Estará en todas partes. Abarcará a todas las comunicaciones, cada vez con más movilidad y ubicuidad; absolutamente todo estará conectado a Internet: desde el coche hasta la nevera", asegura.


  • Enviar por email
  • Imprimir
Volver