Noticias

La evolución de Internet y su incidencia en la empresa

1 Octubre 2007 en ESTRATEGIA EMPRESARIAL,eWEEK,REDES


¿Cómo afecta en mi empresa la disponibilidad de las redes de nueva generación, la VoIP, Internet en el móvil, etc?


Es obligación de todo empresario aprovechar las facilidades que la tecnología pone a nuestra disposición, y en el caso de las tecnologías de la información ese aprovechamiento es más importante puesto que afecta a varias áreas de la empresa: gestión de la información interna, comunicación con clientes, etc.


Observando la evolución de Internet vemos un aumento de calidad imparable tanto en fiabilidad como en capacidad de transmitir información: más ancho de banda; coloquialmente hablando es la evolución desde los caminos hasta las auténticas autopistas de la información. Sobre esa potente plataforma de comunicación funcionan un conjunto de aplicaciones que inciden en la eficiencia de las empresas: correo electrónico, web, red privada virtual, etc. Con la capacidad de internet pasa como con las autopistas, da igual cuantos carriles tengan que se acaban llenando, con una diferencia importante: el coste del Kilómetro sube y el de Megabit baja. Curiosamente no son las aplicaciones empresariales las que más demandan el aumento de capacidad en internet sino las dirigidas al ocio: intercambio de archivos audiovisuales, TV por internet, YouTube… En la empresa las líneas internet se contratan en función de las aplicaciones que nos interesan: una red privada virtual para acceder con seguridad a las aplicaciones informáticas corporativas; la VoIP para abaratar las llamadas telefónicas; el acceso a internet en movilidad para los que trabajan fuera de la oficina y para respaldo de líneas críticas; la videoconferencia por el ahorro en desplazamientos, etc. Una vez decidimos qué nuevas aplicaciones queremos, podremos dimensionar la capacidad de las líneas requeridas; aunque lo habitual es aumentar de capacidad cuando vemos que la línea se satura.


Aproximadamente el 80% de las empresas utilizan DSL para conectarse a internet y el caso de estar alejado de la Central Telefónica la capacidad de la línea queda limitada a uno o dos Megabit; si esta velocidad fuera insuficiente la alternativa es agregar líneas o instalar fibra óptica sustituyendo al par de cobre existente. Las redes de fibra hasta el domicilio, edificio o manzana se denominan “redes de nueva generación” y ya han empezado a instalarse. Aun así el par de cobre todavía tiene larga vida puesto que puede transportar hasta 50 Megabit si su longitud es inferior a un kilómetro; merece la pena aprovecharlo ante el alto coste de echar fibra.


En resumen, la exigencia de las aplicaciones demanda mayor capacidad en la líneas internet que a su vez permiten nuevas aplicaciones, formándose un circulo virtuoso. La regulación del sector de las Telecomunicaciones en Europa ha favorecido la competencia, consiguiendo así una internet económica para el cliente final, incluso más barata que en EE.UU., su cuna. Con las grandes inversiones requeridas en las redes de nueva generación se abre el debate sobre su régimen de explotación. Confiemos que prevalezca la competencia debidamente regulada para que usted, empresa cliente, siga disponiendo de capacidades en aumento a buen precio.


 








 




 


  • Enviar por email
  • Imprimir
Volver