Área de prensa

Sarenet lanza sus servicios de voz IP, basados en Redes Privadas Virtuales

1 Julio 2002



Servicios de VoIP sobre ADSL


El operador de Internet Sarenet ha sumado a su oferta servicios de voz sobre IP (VoIP), una solución que funciona sobre ADSL, y "que añadirá prestaciones a las líneas que ya utilizan nuestros clientes", explica Roberto Beitia, director general de la compañía. Para ello, las empresas usuarias de líneas ADSL no tendrán que sustituir la central telefónica con la que cuentan, sino que únicamente tendrán que añadir unos adaptadores, encargados de canalizar las llamadas a través de la red de Sarenet. Para ello, a cada terminal telefónico conectado a la red de voz IP de Sarenet, se le asigna un número del plan de numeración general. En palabras del directivo, "hace tres años, IP no daba una calidad mínima para ofrecerlo como servicio empresarial, pero ahora ya ha llegado el momento". Las ventajas que añade la voz sobre IP es que sus costes de operaciones son más bajos y que tienen una mayor flexibilidad, aunque "todavía hay que mejorar las condiciones de las líneas", según Beitia. Este nuevo servicio de Sarenet opera sobre VNP, que funcionan sobre conexiones GigaADSL de alta velocidad, lo que permite ofrecer un sistema de calidad con reserva de caudal y sin retardos. El operador lanzó su ofreta de redes privadas virtuales basadas en ADSL en el año 1999 y cuenta, actualmente, con canales de 34 Mbps a través de los cuales, según la empresa, garantiza la reserva del 100% del caudal que se contrate. De este modo, los clienetes obtienen un ancho de banda de hasta 2 Mbps, con una conexión permanente establecida.

Sarenet ya ha anunciado este servicio a sus clientes (en la actualidad, más de 3.000), y su director general estaría satisfecho "con que un 10% de ellos lo reclamen". Especialmente dirigido a las empresas que cuentan con una red de delegaciones o suscursales, este servicio tiene, según Beitia, un coste de entre 600 y 1.800 euros, y con él abaratarán sus costes en la transmisión de voz y datos.


Volver