Noticias

Roberto Beitia, presidente de Sarenet: "En la industria 4.0 la conexión es el paso previo a todo lo demás"

19 Junio 2018 en SPRI

La analítica de datos o 'big data' se basa en una combinación de tecnologías como la sensórica para recoger los datos, la inteligencia artificial para analizar esa información, servicios 'cloud' para el almacenamiento de los datos, la conectividad para que esa información se pueda procesar en tiempo real y las herramientas y 'software' de visualización para que las conclusiones de la analítica puedan ser entendidas de forma sencilla por los usuarios. Cualquiera de estas tecnologías es esencial a la hora de llevar a cabo un proceso de 'big data' o 'smart data'.

La empresa Sarenet lleva en marcha desde 1995 proveyendo al sector empresarial de soluciones relacionadas con las telecomunicaciones, la voz y los datos, ofreciendo servicios de 'cloud computing' y 'data center'. Su relación con la industria 4.0 se concentra en las áreas de comunicaciones, almacenamiento de la información y la ciberseguridad. Su presidente, Roberto Beitia, asegura que "las comunicaciones entre dispositivos, sensores, controladores, etcétera, son parte sustancial de la industria 4.0". "En Sarenet llevamos más de 20 años conectando dispositivos con las debidas medidas de seguridad. En la industria 4.0 se trata de conectar los dispositivos de las plantas de fabricación teniendo en cuenta la ciberseguridad y enviar información a los equipos de gestión de producción y a la nube. Nuestra experiencia nos permite acometer este reto con confianza".

Uno de los principales retos a los que se enfrenta Sarenet es la competencia en soluciones 'cloud' con empresas de ámbito internacional de mucho mayor tamaño. Esta desventaja la afrontan apostando por la "proximidad" y la "colaboración" con proveedores especializados. "Nosotros ofrecemos un 'cloud' de proximidad. Disponemos de seis 'data centers' para permitir, por un lado, la redundancia y, por otro, la cercanía al cliente, de forma que los tiempos de respuesta de las aplicaciones sean óptimos. En cuanto al 'software' hemos desarrollado una plataforma conjuntamente con Irontec, basada en software libre, que se adapta a cualquier proyecto IoT a medida", recuerda Roberto Beitia.

Analítica de datos

Entre los proyectos más destacados que han llevado a cabo en Sarenet se combinan iniciativas relacionadas con el almacenamiento de información y la analítica de datos. "Hemos desarrollado un proyecto muy interesante internamente. Analizamos todo el tráfico que fluye por nuestra red, aproximadamente 60 millones de registros diarios. Con todo ese volumen de información obtenemos y representamos gráficamente todos los flujos de comunicación y le mostramos a cada cliente lo correspondiente a su red privada virtual. El sistema nos permite también detectar en tiempo real cualquier anomalía, sea debida a un fallo o algún ataque de seguridad.

Otro proyecto interesante en el que trabajamos es el de la tele-gestión de instalaciones industriales de geotermia que hemos implantado recientemente para una empresa de climatización", detalla el presidente de Sarenet.

A la hora de hablar de analítica de datos y sistemas de almacenamiento de información, el gran reto, según Beitia, es "la falta de seguridad en las instalaciones industriales". "Esto no es de extrañar porque hasta ahora eran islas sin conexión, sin embargo, en la industria 4.0 la conexión es el paso previo a todo lo demás. La cuestión es que no solo se trata de conectar, sino de conectar sin riesgos de ciberataques y esto es algo que asusta mucho a cualquier jefe de planta. La industria 4.0 engloba la fabricación y las tecnologías de la información, dos mundos que hasta ahora casi se ignoraban entre sí. De esta conjunción van a salir cosas interesantes, por ejemplo, la adopción de 'hardware' muy barato aplicado a los sistemas de control industriales, la evolución de los PLC a un entorno 'todo conectado' y la integración de la recolección de información en el equipamiento de control. Por otro lado, de la mano del 'big data' y la inteligencia artificial veremos una mejora sustancial en la eficiencia productiva. En cuanto a la parte humana, se prevé un aumento de la cualificación requerida en los puestos asociados a la fabricación".

De cara el futuro, Sarenet, que ya tiene 90 empleados y oficinas en Madrid, Barcelona y Valencia, quiere seguir creciendo en personal y servicios. "Estamos reforzando la plantilla para acometer proyectos de Industria 4.0 y estamos implantando equipamiento de alto rendimiento en el 'data center' que acabamos de inaugurar en el Parque de Tecnológico de Zamudio, dedicado a soluciones Cloud IoT. En los próximos meses tenemos previstas acciones de promoción de nuestras capacidades en industria 4.0 y queremos seguir estableciendo alianzas con empresas especializadas en gestión de la producción, sensórica y 'big data' para acometer conjuntamente proyectos de Industria 4.0", avanza Roberto Beitia.

Volver